Hoy en día en la red esta prácticamente «toda» la sabiduría humana al alcance de todos nosotros, este es uno de los buque insignia de la metodología e-learning.

En épocas anteriores si Platón elaboraba un discurso filosófico, o Fibonacci descubría una teoría matemática, solo las sociedades más cercanas llegarían a saber de la relevancia y el sentido de ambos descubrimientos, hoy en día y gracias a Internet estas barreras han sido rotas, despedazadas. Y tanto en el presente como en un futuro cualquier descubrimiento, avance científico, discurso filosófico, puede ser publicado en cualquier parte del mundo por cualquier persona y este llegará al resto de forma inmediata.

A mí parecer esto es grandioso, aunque esta libertad de difusión del conocimiento pueda parecer peligrosa, del resto del mundo dependerá tomar y juzgar lo verdadero como bueno y soy de los que confían en la conciencia global.

Creo que este tipo de aprendizaje (online) tiene un gran valor sociológico y en contraposición es un fenómeno que a mi parecer carece de estudios a fondo.

Bien es cierto que existen disciplinas que pueden congeniar mejor o peor con la metodología e-learning. Pero tanto en la formación como en el auto-didactismo, se toman los medios necesarios (Internet, libros, películas, etc.) para el mejor aprendizaje posible. Pero lo cierto es que la formación e-learning esta globalmente menos valorada, ¿porque?. A mi particularmente me parece tan valida como la formación presencial clásica. Ambas tienen sus pros y contras, pero bueno esto puede ser otro tema interesante para más adelante.

En definitiva, creo que esta infravaloración se debe a un profundo desconocimiento por parte de la sociedad, de lo que realmente llega a significar Internet en nuestro tiempo. Así como una falta de reflexión de la época y las nuevas necesidades que surgen en ella.