Un poco de historia

Amstrad (1988) Me acuerdo especialmente cuando llegó a mi casa un ordenador Amstrad (tenía 6 años), y recuerdo dos cosas: Se le podían cargar juegos como el mítico kingkong, a través de cintas de casete. Y podía mostrar en pantalla mensajes previamente programados. Al desenchufar el ordenador ya no volvían aparecer los mensajes programados, aquello …

Read More About Un poco de historia