Cuatro grandes ventajas de la usabilidad web.

Mejora la marca

Si nos fijamos podemos ver como la empresa que mima la usabilidad de su sitio web, experimenta como sus usuarios y clientes adquieren una visión más positiva de sus productos o servicios. Esa percepción positiva de los usuarios mejora la imagen global de la empresa.

Personalmente creo que un buen ejemplo de esto lo tenemos en apple.com, obviando otras cuestiones tecnológicas o más relacionadas con el marketing, el sitio web de Apple contribuye a que los usuarios adquieran esa imagen positiva hacia los productos y la propia marca.

Fidelización del usuario

Si el usuario puede obtener del sitio web lo que desea de forma rápida y comprensible, es más que probable que vuelva a visitarlo (el recuerdo juega aquí un papel importante). El sentirse atraído por el uso de un sitio web deriva en fidelización.

Incremento de la productividad

Pienso que las buenas sensaciones, los objetivos cumplidos y las expectativas satisfechas, desembocan en un incremento de la productividad impulsada por los propios usuarios:

  • En una red social serán los usuarios quienes aporten contenido.
  • En una tienda online el usuario estará más predispuesto a realizar las compras necesarias.

Reducción de costes

La usabilidad determina intrínsecamente una reducción de los costes para la empresa. Se me ocurren varios ejemplos:

  • En una intranet se reducen los costes de formación.
  • La simplicidad abarata en muchos casos los procesos de producción.
  • También se invertirá menos tiempo en la asistencia al usuario por correo, teléfono, etc.

Aunque a muchos nos salen por las orejas 😛 creo que merece la pena recordar algunas de las posibilidades que nos ofrecen los estándares web, en especial para ese 96% de desarrolladores que los ignoran.

Para ello me voy hacer eco de Jeffrey Zeldman (un «viejo» conocido evangelista de los estándares web).

  • Separación de estilo, estructura y comportamiento.
  • Más accesibilidad: Se cumplen directrices sin sacrificar el aspecto visual, rendimiento o la sofisticación.
  • Mejor adaptación al dispositivo final: Navegadores convencionales y especiales, lectores de pantalla, lectores Braille, dispositivos móviles.
  • Mejor adaptación al usuario: Pudiendo el usuario ajustar la presentación del sitio web a sus necesidades.
  • Mayor control sobre el diseño: Disposición, color, tipografía.
  • Mayor compatibilidad entre diferentes plataformas.
  • Mayor estabilidad del sitio web ante el futuro y las nuevas herramientas (compatibilidad directa).
  • Mejora en la optimización para los motores de búsqueda.
  • Mejora en la impresión de los documentos/páginas web.
  • Mejora de la legibilidad, y mantenimiento del código.