En un momento dado podemos detectar varias mejora consecutivas en nuestro CSS. Las editamos y las subimos, luego refrescamos el navegador con la página y ya esta todo correcto.

Pero puede pasar que el usuario tenga su navegador configurado de una forma determinada, no realice ese refresco de página, y tenga el CSS almacenado en la memoria cache, por tanto seguirá viendo la página exactamente igual.

Una posible solución:

<link rel="stylesheet" href="https://aurea.es/style.css?nocache=" type="text/css" media="screen" />

De esta forma generamos por medio de PHP un número aleatorio (y diferente en cada acceso), con ello obligamos al navegador a que descargue siempre el CSS puesto que no se corresponde con el nombre guardado anteriormente.

Por razones de optimización en PHP he escogido esta función, es más rápida mt_rand() que rand().

Recordar también quitar este nocache=xxxxx cuando haya pasado el tiempo prudencial, para que la cache vuelva hacer su trabajo.